conocimiento de si mismo

Conocimiento de Sí Mismo

Cargando...

Conferencia 16 La Observación de Si Mismo

16 de Septiembre 2021

Conferencia 16 La Observación de Si Mismo

La Auto-Observación íntima de sí mismo es un medio práctico para lograr una transformación radical.
Conocer y observar son diferentes. Muchos confunden la observación de sí, con el conocer. Se conoce que estamos sentados en una silla en una sala, más esto no significa que estemos observando la silla.
Conocemos que en un instante dado nos encontramos en un estado negativo, tal vez con algún problema o preocupados por este o aquel asunto o en estado de desasosiego o incertidumbre, etc., pero esto no significa que lo estemos observando.
¿Siente usted antipatía por alguien? ¿Le cae mal cierta persona? ¿Por qué? Ud. dirá que conoce a esa persona… ¡Por favor!, obsérvela, conocer nunca es observar; no confunda el conocer con el observar…
La observación de sí que es un ciento por ciento activa, es un medio de cambio de sí, mientras el conocer, que es pasivo, no lo es.
Ciertamente conocer no es un acto de atención. La atención dirigida hacia dentro de uno mismo, hacia lo que está sucediendo en nuestro interior, sí es algo positivo, activo…
En el caso de una persona a quien se tiene antipatía, así porque sí, porque nos viene en gana y muchas veces sin motivo alguno, uno advierte la multitud de pensamientos que se acumulan en la mente, el grupo de voces que hablan y gritan desordenadamente dentro de uno mismo, lo que están diciendo, las emociones desagradables que surgen en nuestro interior, el sabor desagradable que todo esto deja en nuestra psiquis, etc., etc., etc.
Obviamente en tal estado nos damos cuenta también de que interiormente estamos tratando muy mal a la persona a quien tenemos antipatía.

Más para ver todo esto se necesita incuestionablemente de una atención dirigida intencionalmente hacia adentro de sí mismo; no de una atención pasiva.
La atención dinámica proviene realmente del lado observante, mientras los pensamientos y las emociones pertenecen al lado observado.
Todo esto nos hace comprender que el conocer es algo completamente pasivo y mecánico, en contraste evidente con la observación de sí que es un acto consciente.
No queremos con esto decir que no exista la observación mecánica de sí, mas tal tipo de observación nada tiene que ver con la auto-observación psicológica a que nos estamos refiriendo.
Pensar y observar resultan también muy diferentes. Cualquier sujeto puede darse el lujo de pensar sobre sí mismo todo lo que quiera, pero esto no quiere decir que se este observando realmente.
Necesitamos ver a los distintos “Yoes” en acción, descubrirlos en nuestra psiquis, comprender que dentro de cada uno de ellos existe un porcentaje de nuestra propia conciencia, arrepentirnosde haberlos creado, etc.
Entonces exclamaremos: “¿Pero qué está haciendo este Yo?” “¿Qué está diciendo?” “¿Qué es lo que quiere?” “¿Por qué me atormenta con su lujuria?”, “¿con su ira?”, etc., etc., etc.
Entonces veremos dentro de sí mismos, todo ese tren de pensamientos, emociones, deseos, pasiones, comedias privadas, dramas personales, elaboradas mentiras, discursos, excusas, morbosidades, lechos de placer, cuadros de lascivia, etc., etc., etc.
Muchas veces antes de dormirnos en el preciso instante de transición entre vigilia y sueño sentimos dentro de nuestra propia mente distintas voces que hablan entre sí, son los distintos Yoes que deben romper en tales momentos toda conexión con los distintos centros de nuestra máquina orgánica a fin de sumergirse luego en el mundo molecular, en la “Quinta Dimensión”.

LOS DOS MUNDOS.

Observar y observarse a sí mismo son dos cosas completamente diferentes, sin embargo, ambas exigen atención.
En la observación la atención es orientada hacia afuera, hacia el mundo exterior, a través de las ventanas de los sentidos.
En la auto-observación de sí mismo, la atención es orientada hacia dentro y para ello los sentidos de percepción externa no sirven, motivo éste más que suficiente como para que sea difícil al neófito la observación de sus procesos psicológicos íntimos.
El punto de partida de la ciencia oficial en su lado práctico, es lo observable. El punto de partida del Trabajo sobre sí mismo, es la auto-observación, lo auto-observable.
Incuestionablemente estos dos puntos de partida renglones arriba citados, nos llevan a direcciones completamente diferentes.
Podría alguien envejecer enfrascado entre los dogmas intransigentes de la ciencia oficial, estudiando fenómenos externos, observando células, átomos, moléculas, soles, estrellas, cometas, etc., sin experimentar dentro de sí mismo ningún cambio radical.
La clase de conocimiento que transforma interiormente a alguien, jamás podría lograrse mediante la observación externa.
El verdadero conocimiento que realmente puede originar en nosotros un cambio interior fundamental tiene por basamento la auto-observación directa de sí mismo.
Es urgente decirle a nuestros estudiantes Gnósticos que se observen a sí mismos y en que sentido deben auto-observarse y las razones para ello.
La observación es un medio para modificar las condiciones mecánicas del mundo. La auto-observación interior es un medio para cambiar íntimamente.
Como secuencia o corolario de todo esto, podemos y debemos afirmar en forma enfática, que existen dos clases de conocimiento: el externo y el interno, y que a menos que tengamos en sí mismos el centro magnético que pueda diferenciar las calidades del conocimiento, esta mezcla de los dos planos u órdenes de ideas podrían llevarnos a la confusión.
Sublimes Doctrinas seudo-esotéricas con marcado cientificismo de fondo, pertenecen al terreno de lo observable, sin embargo son aceptadas por muchos aspirantes como conocimiento interno.
Nos encontramos pues ante dos mundos, el exterior y el interior. El primero de estos es percibido por los sentidos de percepción externa; el segundo sólo puede ser perceptible mediante el Sentido de auto-observación interna.
Pensamientos, ideas, emociones, anhelos, esperanzas, desengaños, etc., son interiores, invisibles para los sentidos ordinarios, comunes y corrientes y sin embargo son para nosotros más reales que la mesa del comedor o los sillones de la sala.
Ciertamente nosotros vivimos más en nuestro mundo interior que en el exterior; esto es irrefutable, irrebatible.

En nuestros Mundos Internos, en nuestro mundo secreto, amamos, deseamos, sospechamos, bendecimos, maldecimos, anhelamos, sufrimos, gozamos, somos defraudados, premiados, etc., etc., etc.
Incuestionablemente los dos mundos interno y externo son verificables experimentalmente. El mundo exterior es lo observable. El mundo interior es lo auto-observable en sí mismo y dentro de sí mismo, aquí y ahora.
Quien de verdad quiera conocer los “Mundos Internos” del planeta Tierra o del Sistema Solar o de la Galaxia en que vivimos, debe conocer previamente su mundo íntimo, su vida interior particular, sus propios “Mundos Internos”. “Hombre, conócete a tí mismo y conocerás al Universo y a los Dioses”.
Cuanto más se explore este “Mundo Interior” llamado “Uno Mismo”, tanto más se comprenderá que se vive simultáneamente en dos mundos, en dos realidades, en dos ámbitos, el exterior y el interior.
Del mismo modo que a uno le es indispensable aprender a caminar en el “mundo exterior”, para no caer en un precipicio, no extraviarse en las calles de la ciudad, seleccionar sus amistades, no asociarse con perversos, no comer veneno, etc., así también mediante el Trabajo Psicológico sobre sí mismo, aprendemos a caminar en el “Mundo Interior” el cual es explorable mediante la auto-observación de sí.
Realmente el Sentido de auto-observación de sí mismo se encuentra atrofiado en la raza humana decadente de esta época tenebrosa en que vivimos.
A medida que nosotros perseveramos en la auto-observación de sí mismos, el Sentido de auto-observación íntima se irá desarrollando progresivamente.

Fin Conferencia 16

Comentarios

Deja tu comentario



Siguientes Conferencias

cover-20

16 de Septiembre 2021

Conferencia 15 Ego, Personalidad y Esencia

Esta conferencia tiene como objetivo enseñarnos a diferenciar la actividad de cada uno de estos, para aprender a observar y distinguir cada uno de nuestros actos. Cuándo se está manifestando el ego, cuándo la conciencia y cuándo la personalidad. Existen tres tipos de Actos: 1- Actos del Ego o recurrencias (por no estar en vigilia). Vuelven a ocurrir con sus consecuencias.2- Accidentes (Por estar dormidos). Provocan nuevas recurrencias.3- Actos Conscientes (para lo cual debemos estar despiertos).¿QUÉ ES EL EGO?Distintos Nombres que recibe el Ego: Yoes Agregados Psicológicos Defectos Errores Deseos Tentaciones Instintos Formas de ser del mí mismo Pecados Demonios rojos de Seth Diablos Tinieblas interiores Injusticia Ignorancia Sufrimiento Dolor Recuerdo Conciencia atrapada Equivocación Memoria mecánica Conceptos Algunas cosas del Yo psicológico:Los yoes psicológicos nacen de las impresiones no transformadas en cualquiera de nuestras existencias. Se van robusteciendo con el transcurrir de los siglos, se manifiestan por la falta de auto-observación o vigilia. El yo psicológico tiene una naturaleza molecular. Pertenece, pues, a la quinta dimensión, pero se puede adueñar de nuestra personalidad y a través de ella de nuestro cuerpo físico. Cada yo tiene su propia personalidad. Los yoes nuevos o recién creados: En estas últimas existencias hemos creado muchísimos yoes que antes no teníamos. Ejemplos: yo del teléfono, del celular, televidente, conductor, lector, cineasta, ciudadano, pornografía, DVD, etc. Hay yoes psicológicos muy viejosPor ejemplo: el Yo de la pereza, que es el papá de todos. Veamos algunos detalles de Pereza: yo ocioso, yo parrandero, yo me divierto, yo tengo aburrimiento, yo me degenero, yo desobediente, yo tengo antipatía, etc. El yo evolucionaExisten los yoes lujuriosos. Es una familia muy extensa, veamos algunos: yo fornico, yo adultero, yo voy al prostíbulo, yo conquisto, yo me masturbo, yo del sexo anal, yo homosexual pasivo, yo homosexual activo, yo auto-homosexual, yo zoofílico, yo lesbiana, yo del incesto, yo célibe, yo practico el sexo oral, yo minetero, etc. Estos yoes en cada existencia aumentan su peso molecular y hacen que su fuerza de manifestación se vuelva mayor, si no se trabaja sobre ellos. Todos los yoes pueden ser eliminadosPara eliminar un yo psicológico, es necesario estar en vigilia para poderlo descubrir, luego observar qué es lo que hace, por qué lo hace, cuándo lo hace, etc. Luego comprenderlo y finalmente matarlo pidiéndole a la Madre Divina que lo elimine. A este procedimiento se le llama muerte psicológica. Si NO trabajamos sobre sí mismos, los Yoes morirán en la Involución. El yo psicológico se adueña del cuerpo físico y hace que hagamos lo que a él le gusta. El yo nos hace cometer muchos errores, agota nuestras energías, e impide cualquier avance hacia nuestro Ser. El yo origina la RecurrenciaCada yo trae consigo las cuentas por cobrar y por pagar, si no lo trabajamos para comprenderlo, seguiremos repitiendo la lección hasta que aprehendamos todo lo que hay que aprehender. El yo es deseoTodos nuestros yoes se manifiestan como deseos: deseo tomar, deseo bailar, deseo copular, deseo comer, deseo hablar, deseo divertirme, etc., etc., etc. ¿QUÉ ES LA PERSONALIDAD?La personalidad es un vehículo energético. Se forma en los primeros siete años de vida y se robustece en el resto de la existencia. Nace en el tiempo, muere en el tiempo. No existe futuro para la personalidad. Se forma en cada existencia para que los yoes se manifiesten en el cuerpo físico.Con cada cuerpo físico se forma su propia personalidad.La personalidad está formada por muchas fracciones, cada yo tiene la suya.La personalidad se forma de la imitación.La personalidad nos fascina con el mundo.La personalidad nos tiene hipnotizados. Algunos elementos formadores de la Personalidad: Nombre – Apellido – SexoEdad – Educación – Posición económica – LugarIdioma – Conceptos – Hábitos – Modas – Costumbres – Normas -Temores – Leyes del País – Oficio – Profesión – Títulos Tipos de personalidad. Existen dos tipos de personalidad: La Personalidad pasiva, al servicio del Ser. Es receptiva. La Personalidad activa, al servicio del yo. Nos mantiene identificados. ¿QUÉ ES LA ESENCIA? La Esencia es lo verdadero, lo real, lo inmortal de cada uno de nosotros, es lo único que verdaderamente vale la pena. El ciento por ciento de nuestra Esencia es inmortal, pero se encuentra dividida en dos partes, una que es libre y auto-consciente, con el 3% de Conciencia despierta y libre. Y el 97% restante de Esencia es inocente y atrapable, con el propósito de que nosotros la liberemos y hagamos nuestra propia creación, para poder sacar la sabiduría del mal. El 3% de Esencia se manifiesta en los primeros años de la existencia, pero llegados a los siete años, cuando poseemos el uso de razón, se termina de dormir, y solo en unos pocos casos se volverá a escuchar la voz de la Conciencia.Veamos un ejemplo de acción: Una muchacha va al cine con su novio, su madre le dice que tenga cuidado, que no vaya a meter la pata. Regresa la niña a la casa y le dice a la mamá que tenía razón, que el novio le propuso sexo, pero que ella actuó “conscientemente”. Que cuando le propuso le dijo “conscientemente” que no.Pero veamos realmente que paso:El yo de la lujuria le dijo que aceptara.La personalidad es distinta, piensa que puede quedar embarazada, que eso le arruinaría la vida, que no tiene garantías, etc., etc.; fue la personalidad la que rechazo la propuesta y no la Conciencia como ella supone.La Conciencia no intervino en ningún momento. La Conciencia le hubiera dicho: “este no es mi parejo, este es un extraño que solo desea divertirse. La mujer de este es fulana, etc., etc.”Si reflexionamos en cualquiera de nuestros actos nos daremos cuenta de cuáles son los actores, qué sobró o qué faltó. Este tema preside la observación de sí mismo, por eso debemos volvernos reflexivos y saber diferenciar en cada acto el actor.   Fin Conferencia 15

Leer mas...
cover-20

16 de Septiembre 2021

Conferencia 17 Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia

El primer factor será el Nacer.El segundo factor será el Morir.El tercer factor será el Sacrificio por la Humanidad.Primer Factor: NACERSe entiende por Nacimiento Espiritual la Creación de los Cuerpos Existenciales del Ser. Decimos creación de los Siete Cuerpos, pues deben crearse igual que se creó nuestro cuerpo físico, en el sexo. Para nacer es necesario tener una pareja estable con la que podamos trabajar en el sexo en forma permanente. Debe ser una pareja, no pueden ser varias, pues esto adulteraría el trabajo. La pareja debe estar dispuesta a colaborarnos y conocer el trabajo que se va a hacer. Para este trabajo debemos aprender a valorar la Energía Creadora Sexual, pues con ella haremos toda la creación. El lugar donde se practicará el sexo es el lecho nupcial o altar, este lugar es muy especial y debemos cuidarlo mucho para que no se mezclen otras fuerzas. La habitación o alcoba donde se encuentra deberá estar en magnificas condiciones de aseo y ventilación, libre de ruidos (música estruendosa) y televisores. No puede haber más personas durmiendo en la misma habitación. El Suprasexo no se puede practicar en cualquier lugar. Es necesario tener una habitación destinada a esto. Antes de iniciar la práctica de nacimiento debemos hacer unos preparativos: Conjuración del Belilín y Círculo Mágico. (para quedar protegidos de las fuerzas del Mal). Súplica al Padre y a la Madre Divina para que nos asistan durante la práctica. Caricias entre los esposos para lograr una magnífica lubricación del yoni. Penetración del falo dentro del yoni (el pene en la vagina). Una vez unidos sexualmente son necesarias la Concentración, la Imaginación y la Voluntad. Procedimiento respiratorio para la transmutación de la materia en energía: – Inhalación (20 segundos) imaginando la entrada del aire por la nariz hasta los pulmones y luego bajarlo hasta las glándulas sexuales.– Retención (20 segundos) imaginando el ascenso de un hilo dorado desde el cóccix hasta el entrecejo.– Exhalación (20 segundos) mantralizando lenta y alargadamente IIIII, AAAAA, OOOOO, vocal por vocal, repitiendo todo el procedimiento respiratorio para cada vocal. La práctica se prolongará durante todo el tiempo que la pareja lo desee pero deberán retirarse sin eyacular o derramar la Energía Creadora Sexual. No se practicará sino una vez en la noche. Con paciencia, prudencia y perseverancia se irá avanzando vértebra por vértebra y cuerpo por cuerpo.   Segundo Factor: MORIRLa Muerte Psicológica se refiere a la liberación de la Esencia, o Energía Creadora Sexual, que en estos momentos se encuentra atrapada por el yo psicológico o las formas de ser de uno mismo.Para poder iniciar el proceso de la Muerte Psicológica debemos aprender a auto-observarnos. Y esto resulta ser lo más difícil por la mecanicidad en la que nos encontramos.Es necesario saber diferenciar los actos del Ego, los actos de la personalidad y los de la Conciencia. ¿Qué se puede observar en el mundo interior?  Los distintos pensamientos  Las charlas internas entre los yoes  Las emociones agradables  Las emociones desagradables  Los estados de ánimo en que nos encontramos  Las reacciones mecánicas  Todo lo que nos altera, cualquier situación del mundo físico Cuando uno descubre cualquiera de estas manifestaciones nos hacemos conscientes de lo que sucede interiormente. Luego le pedimos a la Madre Divina que desintegre el defecto o yo que se manifestó.En la medida que trabajamos con seriedad con este procedimiento iremos liberando la Esencia, equilibrando nuestros centros y despertando la Conciencia. Cada vez veremos detallitos más pequeños e insignificantes, lo que nos permitirá ver el avance.El sentido de la auto-observación se irá agudizando progresivamente, en la medida que lo usemos, hasta que despertemos completamente. Ejemplo: voy por la calle conduciendo tranquilamente, al llegar a la esquina otro vehículo se me atraviesa. Si en ese instante no me identifico con lo que me está pasando podré observar todo lo que sucede en mi mundo interior; veamos: Aparece un yo que me dice que le grite “estúpido”. Otro, “insúltelo”. Otro, “¿Qué se está creyendo?” Otro, “¡Alcáncelo!”. Observo que tengo ganas de pelear. Observo que mi Centro Emocional está contraído. Observo que un yo quiere vengarse. Me pregunto quién le enseño a manejar. Pienso, “¡Ojalá se estrelle!”. Otro me dice que pudo habernos rayado el automóvil. No puedo dejar de pensar en esto. “¡Que irresponsable!”, dice otro. Otros yoes hacen comentarios de lo que sucedió. Siento resentimiento por lo que pasó. Un tiempo después sigo recordando la escena: Aún tengo ira. No puedo olvidar lo que sucedió. Me siento debilitado.Cada una de estas manifestaciones está producida por un yo diferente, y debo suplicarle a la Madre Divina que me lo elimine. Otro ejemplo: Pasa una mujer muy bella cerca de uno. Si me auto-observo descubro yoes en mi cabeza que la están idealizando, si observo el Centro Emocional me siento enamorado o atraído por ella, si observo el Centro Instintivo y el Sexual noto una actividad morbosa inconfundible. ¿Qué tengo que hacer? Al observar que la estoy idealizando pido muerte para ese detalle. Al observar que me estoy enamorando pido muerte para ese sentimiento. Y al observar la sensación instintiva pido muerte para ese yo. Si cualquiera de ellos persiste continúo pidiéndole a la Madre Divina que lo elimine hasta que no aflore ninguno.A este procedimiento se le denomina Muerte en Marcha, e implica estar todo el día en vigilia para poder darme cuenta de cada detalle.Si me siento un rato a reflexionar sobre los distintos eventos del día y los estados en que me encontraba puedo hacer nuevos descubrimientos y continuar pidiéndole a la Madre Divina que me elimine cada cosa que vaya comprendiendo. A este procedimiento se le denomina Meditación Reflexiva. Y nos ayuda a liberar grandes cantidades de Conciencia. Tercer Factor: SACRIFICIO POR LA HUMANIDAD El Sacrificio por la Humanidad es llevar este conocimiento desinteresadamente a toda la humanidad. Sin ningún tipo de distinción de raza, color, riqueza, pobreza, posición social, etc. El Conocimiento hay que entregarlo sin recibir nada a cambio, completamente gratuito, de lo contrario no es sacrificio sino negocio. Nadie tendría con qué pagar este conocimiento. La sabiduría es el principio de todo. Si no la recibimos morimos ignorantes de la razón misma de existir. Si reflexionamos en esto y valoramos el Conocimiento que tenemos nos daremos cuenta de la responsabilidad que esto representa. Imaginar que todos nuestros hermanos duermen, sin saber siquiera para qué existen, produce terror. El Conocimiento hay que entregarlo puro y limpio, sin agregarle ni quitarle nada, sin mezclarlo con conocimientos pseudo-esotéricos o subjetivos.Condiciones para sacrificarnos: Debemos entregar el conocimiento gratuitamente. Debemos entregarlo a todo el mundo. Debemos entregarlo puro, sin agregarle otras cosas. No debemos quitarle o esconder nada, pues esto sería adulterarlo. No debemos mezclarlo con otros conocimientos.   Algunas razones para sacrificarnos por la humanidad:  La razón de ser del Ser es el mismo Ser.  Desegoistizarnos, dejar de ser egoístas.  Una obra de Amor se alimenta con Amor.  Cada yo tiene su propia deuda, si no tenemos con qué pagar nos estancamos.  Debemos el Karma de siete existencias, si pretendemos auto-realizarnos debemos pagar de contado.  Cuando uno debe mucho necesita tener buenos ingresos.  Cuando uno se sacrifica por la humanidad recibe Dharma.  El Sacrificio genera los méritos del corazón para poder avanzar.  De lo que uno da recibe, el que nada da nada recibe.  El que da sabiduría recibe sabiduría.  El que tiene y no da de los que tiene hasta lo poco que tiene le será quitado.  Los méritos del corazón nos permiten avanzar en el trabajo del Nacimiento.  Si una persona enseña, cada vez que enseña comprende algo mejor.  El egoísta avanza muy lentamente, si es que avanza.  Cada vez que le ayudamos al Padre a dar el conocimiento Él nos enseña algo.  Cada vez que repetimos el temario lo comprendemos mejor.  Si estamos enseñando vamos creando un Centro de Gravedad en torno al Trabajo Esotérico.  Si dejamos de enseñar nos enfriamos y nos estancamos en los otros dos factores.  Los distintos yoes quieren que nos olvidemos de este trabajo. Si no enseñamos pasa eso. Diferentes formas de sacrificarnos por la humanidad:  Invitando a nuestros amigos, familiares y conocidos.  Invitando a desconocidos.  Repartiendo volantes y pegando afiches.  Haciendo publicidad o campañas publicitarias.  Preparándonos para enseñar.  Fogueándonos para perder el miedo que no nos deja hacer.  Haciendo introducciones en las salas.  Dictando conferencias.  Abriendo salas donde se pueda enseñar el Conocimiento.  Preparando personal para que ellos continúen enseñando.  Fogueando a todo el personal que se prepara.  Motivando a la gente para que arranquen la práctica de los Tres Factores.  Dirigiendo a los grupos que se han organizado.  Despertando para poder orientarlos. Si comprobamos la fuerza que se recibe al dar este conocimiento empezaremos a formar un grupo que nos permita tener un Centro de Gravedad en el Trabajo Esotérico Gnóstico.   Fin Conferencia 17

Leer mas...