conocimiento de si mismo

Conocimiento de Sí Mismo

Cargando...

Conferencia 21 Concentración y Relajación

17 de Septiembre 2021

Conferencia 21 Concentración y Relajación

¿Qué es la Concentración?

La palabra Concentración nos está mostrando que la Conciencia está Centrada en la Acción.

La Concentración es un poder muy grande que nos permite tener éxito en todo lo que emprendemos. La Concentración se da cuando aprendemos a vivir el instante. El eterno ahora. Cuando nuestras diferentes funciones trabajan al unísono, teniendo como centro nuestro corazón.

La clave para sacar cualquier práctica es la Concentración. Debemos practicar y luchar hasta lograrla.

Si en el día andamos concentrados en la noche continuaremos concentrados. Si en el día vagamos en la noche también.

Hay dos tipos de Concentración: una en el Mundo Interior, y la otra en el Mundo Exterior. Las dos son muy importantes.

Nos encontramos concentrados cuando sostenemos un sólo pensamiento. Cuando sostenemos la atención plena en algo podemos alcanzar la Inspiración, y un instante después al Acierto.

Concentración es lo contrario a distracción, la Concentración es de la Conciencia, la distracción es del yo. Si estudiamos la distracción terminaremos en concentración.

Si podemos descubrir todos los yoes o elementos distractores alcanzaremos la Concentración.

Aprender a centrar la Conciencia en la acción requiere mucha práctica, ya que el sentido de la Auto-observación psicológica está atrofiado en casi todos los seres humanos, y por medio de este sentido se centra la Conciencia en la acción.

El Maestro Jesús nos enseño que debíamos Velar y Orar.

Velar es hacer las cosas despierto, en vigilia, en auto-observación. O concentrado.

Orar es el deseo de Ser o Recuerdo de Sí. Y esto es lo mismo que relajarse. Suplicar a la Madre Divina que elimine el defecto que no nos deja concentrar.

Cómo podemos practicar la concentración:

  • Haciendo un esfuerzo para hacer cosa por cosa.
  • Sin pensar en ninguna otra cosa.
  • Sin interrumpir una cosa para hacer otra.
  • No pensar en cosas que se van a hacer.
  • No recordando cosas que ya se hicieron.
  • Manteniéndonos centrados en lo que hacemos.

Si observamos cuidadosamente las múltiples actividades de nuestro diario vivir nos daremos cuenta que cada una de ellas se hace en forma mecánica, puesto que cuando las ejecutamos estamos pensando en otras cosas. Ese mismo hecho impide que estemos centrados, también impide que veamos todos los yoes que se manifiestan.

Nos despertamos, nos incorporamos, caminamos hacia el baño, nos desvestimos, afeitamos, duchamos, secamos, vestimos, calzamos, tendemos la cama, desayunamos, lavamos los dientes, nos despedimos, salimos a la calle, etc. Pero no nos auto-observamos de instante en instante, lo que quiere decir que tenemos la conciencia dormida por falta de uso. Hacemos las cosas dormidos. Y por lo anterior no hay auto-descubrimiento.

Si empezamos a auto-observarnos descubriremos a cada uno de los yoes que participan en cada acción, que actúan mecánicamente cometiendo errores, nos tensionan, originan preocupaciones, distraen, impiden la concentración.

Cuando empezamos a observar todo esto nos damos cuenta en forma directa del caos en que nos encontramos. Y que sólo podemos ordenarlo mediante la relajación permanente.

¿Qué es la Relajación?

Cuando nos hacemos conscientes de cualquier defecto, que está produciendo tensión en cualquier parte de la máquina debemos necesariamente relajarnos para no agotar energías en forma innecesaria. Y esto se hace con una Súplica a nuestra Madre Divina, así: “Madre mía mátame este yo”.

¿Qué produce la tensión?

  • Deseos.
  • Emociones.
  • Canciones psicológicas.
  • Estados psicológicos equivocados.
  • Pensamientos.
  • Preocupaciones.
  • Charlas internas.
  • Pelea entre los distintos yoes.

Si le suplicamos en estos momentos a nuestra Madre Divina particular que elimine el defecto que está produciendo tensión en tal o cual centro notaremos que Ella actúa inmediatamente, relajándonos el lugar en que hemos observado al yo.

Es necesario comprender por qué estamos tensos para que la Madre actúe.

Se producen tensiones por muchas razones:

  • Hacemos algo que no nos gusta.
  • Tenemos miedo a que nos quede mal algo.
  • Queremos hacer algo que nos gusta más.
  • Lo que vamos a hacer más tarde nos preocupa.
  • Lo que hicimos antes no quedó bien.
  • Lo que hicimos antes nos quedó muy bien.
  • No sabemos hacer lo que estamos haciendo.
  • Nos preocupa algo que tendremos que hacer.
  • Estamos distraídos por algo.

¿Cómo sabemos que ya nos relajamos?

Sucede cuando ha desaparecido toda tensión y nuestra psicología se ha normalizado. Nos sentimos bien. Nos podemos centrar en lo que hacemos.

Concentración y Relajación: Velar Y Orar.

  1. Conjuración del Belilín y Círculo Mágico.
  2. Súplica de asistencia al Padre y a la Madre Divina.
  3. Relajación, observando que todo el cuerpo esté cómodo.
  4. Nos concentramos en el corazón a escuchar y observar el mundo interior.
  5. A cada detallito observado le vamos suplicando a la Madre que lo desintegre.
  6. Puede hacerse hasta lograr la concentración perfecta.

 

Fin Conferencia 21

Comentarios

Deja tu comentario



Siguientes Conferencias

cover-20

17 de Septiembre 2021

Conferencia 22 La Meditación

En la vida lo único importante es el cambio radical, total y definitivo; lo demás francamente no tiene la menor importancia. La Meditación resulta fundamental cuando sinceramente queremos nosotros tal cambio. En modo alguno deseamos la Meditación intrascendente, superficial y vana. Necesitamos volvernos serios y dejar a un lado tantas tonterías que abundan por allí en el pseudo-esoterismo y pseudo-ocultismo barato. Hay que saber ser serios, hay que saber cambiar, si es que en realidad de verdad no queremos fracasar en el Trabajo Esotérico. Quien no sabe meditar, es superficial, el intonso, jamás podrá disolver el Ego; será siempre un leño impotente entre el furioso mar de la vida. Defecto descubierto en el terreno de la vida práctica, debe ser comprendido profundamente a través de la técnica de la Meditación. El material didáctico para la Meditación se encuentra precisamente en los distintos eventos o circunstancias diarias de la vida práctica, esto es incontrovertible. Las gentes siempre protestan contra los eventos desagradables, nunca saben ver la utilidad de tales eventos. Nosotros en vez de protestar contra las circunstancias desagradables, debemos extraer de las mismas mediante la Meditación, los elementos útiles para nuestro crecimiento anímico. La Meditación de fondo sobre tal o cual circunstancia agradable o desagradable, nos permite sentir en sí mismos el sabor, el resultado. Es necesario hacer una plena diferenciación psicológica entre lo que es el sabor trabajo y el sabor vida. En todo caso para sentir en sí mismos el sabor trabajo, se requiere inversión total de la actitud con que normalmente se toman las circunstancias de la existencia. Nadie podría gustar del sabor trabajo en tanto cometiera el error de identificarse con los diversos eventos. Ciertamente la identificación impide la debida apreciación psicológica de los eventos. Cuando uno se identifica con tal o cual acontecimiento, en modo alguno logra extraer del mismo los elementos útiles para el auto-descubrimiento y crecimiento interior de la Conciencia. El Trabajador Esoterista que regresa a la identificación después de haber perdido la guardia, vuelve a sentir el sabor vida en vez del sabor trabajo. Esto indica que la actitud psicológica invertida antes ha vuelto a su estado de identificación. Cualquier circunstancia desagradable debe ser reconstruida por medio de la imaginación consciente a través de la técnica de la Meditación. La reconstrucción de cualquier escena nos permite verificar por sí mismos y en forma directa la intervención de varios yoes participantes en la misma. Ejemplos: Una escena de celos amorosos; en ella intervienen yoes de ira, celos y hasta odio. Comprender cada uno de estos yoes, cada uno de estos factores, implica de hecho profunda reflexión, concentración, Meditación. La marcada tendencia a culpar a otros, es óbice, es obstáculo para la comprensión de nuestros propios errores. Desgraciadamente resulta tarea muy difícil destruir en nosotros la tendencia a culpar a otros. En nombre de la verdad hemos de decir que nosotros somos los únicos culpables de las diversas circunstancias desagradables de la vida. Los distintos eventos agradables o desagradables existen con nosotros o sin nosotros y se repiten mecánicamente en forma continua. Partiendo de este principio ningún problema puede tener una solución final. Los problemas son de la vida y si hubiese una solución final la vida no sería vida sino muerte. Entonces puede haber modificación de las circunstancias y de los problemas, mas nunca dejarán de repetirse y jamás tendrán una solución final. La vida es una rueda que gira mecánicamente con todas las circunstancias agradables y desagradables, siempre recurrente. No podemos detener la rueda, las circunstancias buenas o malas se procesan siempre mecánicamente, únicamente podemos cambiar nuestra actitud ante los eventos de la vida. Conforme nosotros aprendamos a extraer el material para la Meditación de entre las mismas circunstancias de la existencia, nos iremos auto-descubriendo. En cualquier circunstancia agradable o desagradable existen diversos yoes que deben ser comprendidos íntegramente con la técnica de la Meditación. Esto significa que cualquier grupo de yoes interviniendo en tal o cual drama, comedia o tragedia de la vida práctica, después de haber sido comprendido integralmente deberá ser eliminado mediante el poder de la Divina Madre Kundalini. A medida que hagamos uso del Sentido de la observación psicológica, esto último se irá también desarrollando maravillosamente. Entonces podremos percibir a los yoes durante el Trabajo de la Meditación. Resulta interesante percibir interiormente no solamente a los yoes antes de haber sido trabajados, sino también durante todo el Trabajo. Cuando estos yoes son decapitados y desintegrados, sentimos un gran alivio, una gran dicha. Práctica de Meditación Reflexiva: Lugar tranquilo. Conjuración del Belilín y Círculo Mágico. Súplica de asistencia al Padre y a la Madre Divina. Relajación del Cuerpo Físico. Reconstruir una escena o un evento determinado (Mantram RAOM-GAOM). Observar cada uno de los detallitos. Juzgarse despiadadamente. Suplicar a la Madre Divina muerte para cada detalle comprendido.   Observaciones: Al reconstruir una escena no debemos identificarnos con ella. En ningún caso debemos aceptar la justificación ni evadirnos. Nos vamos a juzgar a nosotros mismos, no a los demás. No culpar a los demás. Resulta importante ponernos en el punto de vista ajeno. Repetir esta práctica cada vez que se tenga oportunidad. El estudiante interesado no deberá acostarse sin reflexionar en los distintos detalles del día.   Fin Conferencia 22

Leer mas...
cover-20

17 de Septiembre 2021

Conferencia 20 El País Psicológico

Incuestionablemente así como existe el País Exterior en el cual vivimos, así también en nuestra intimidad existe el País Psicológico. Las gentes no ignoran jamás la ciudad o la comarca donde viven, desafortunadamente sucede que desconocen el lugar psicológico donde se hallan ubicadas. En un instante dado cualquiera sabe en qué barrio o colonia se encuentra, más en el terreno psicológico no sucede lo mismo, normalmente las gentes ni remotamente sospechan en un momento dado el lugar de su País Psicológico en donde se han metido. Así como en el mundo físico existen colonias de gentes decentes y cultas, así también sucede en la comarca psicológica de cada uno de nosotros; no hay duda de que existen colonias muy elegantes y hermosas. Así como en el mundo físico hay colonias o barrios con callejuelas peligrosísimas llenas de asaltantes, así también sucede lo mismo en la comarca psicológica de nuestro interior. Todo depende de la clase de gente que nos acompañe; si tenemos amigos borrachos iremos a parar a la cantina, y si éstos últimos son calaveras, indubitablemente nuestro destino estará en los prostíbulos. Dentro de nuestro País Psicológico cada cual tiene sus acompañantes, sus YOES, éstos los llevarán a uno a donde deben llevarlo de acuerdo con sus características psicológicas. Una dama virtuosa y honorable, magnífica esposa, de conducta ejemplar, viviendo en una hermosa mansión en el mundo físico, debido a sus YOES lujuriosos podría estar ubicada en antros de prostitución dentro de su País Psicológico. Un caballero honorable, de honradez intachable, magnífico ciudadano, podría dentro de su comarca psicológica encontrarse ubicado en una cueva de ladrones, debido a sus pésimos acompañantes, YOES del robo, muy sumergidos dentro del inconsciente. Un anacoreta y penitente, posiblemente un monje azul viviendo austero, dentro de su celda en algún monasterio, podría psicológicamente encontrarse ubicado en una colonia de asesinos, pistoleros, atracadores, drogadictos, debido precisamente a YOES infra-conscientes o inconscientes, sumergidos profundamente dentro de los recovecos más difíciles de su psiquis. Por algo se nos ha dicho que hay mucha virtud en los malvados y que hay mucha maldad en los virtuosos. Muchos santos canonizados aún viven todavía dentro de los antros psicológicos del robo o en casas de prostitución. Esto que estamos afirmando en forma enfática podría escandalizar a los mojigatos, a los pietistas, a los ignorantes ilustrados, a los dechados de sabiduría, pero jamás a los verdaderos psicólogos. Aunque parezca increíble, entre el incienso de la oración también se esconde el delito, entre las cadencias del verso también se esconde el delito, bajo la cúpula sagrada de los santuarios más divinos el delito se reviste con la túnica de la santidad y la palabra sublime. Entre los fondos profundos de los santos más venerables, viven los YOES del prostíbulo, del robo, del homicidio, etc. Acompañantes infrahumanos escondidos entre las insondables profundidades del inconsciente. Mucho sufrieron por tal motivo los diversos santos de la historia, recordemos las tentaciones de San Antonio, todas aquellas abominaciones contra las que tuvo que luchar nuestro hermano Francisco de Asís. Sin embargo no todo lo dijeron esos santos y la mayor parte de los anacoretas callaron. Uno se asombra al pensar que algunos anacoretas penitentes y santísimos, vivan en las colonias psicológicas de la prostitución y del robo. Empero son santos y si todavía no han descubierto esas cosas espantosas de su psiquis, cuando las descubran usarán silicios sobre su carne, ayunarán, posiblemente se azotarán, y rogarán a su divina madre KUNDALINI elimine de su psiquis esos malos acompañantes que en esos antros tenebrosos de su propio País Psicológico, los tiene metidos. Mucho han dicho las distintas religiones sobre la vida después de la muerte y el más allá. Que no se devanen más los sesos las pobres gentes sobre lo que hay allá del otro lado, más allá del sepulcro. Incuestionablemente después de la muerte cada cual continúa viviendo en la colonia Psicológica de siempre. El ladrón en los antros de los ladrones continuará; el lujurioso en las casas de cita proseguirá como fantasma de mal agüero, el iracundo, el furioso seguirá viviendo en las callejuelas peligrosas del vicio y de la ira, allí también donde brilla el puñal y suenan los tiros de las pistolas. La Esencia en sí misma es muy hermosa, vino de arriba de las estrellas y desgraciadamente está metida dentro de todos estos yoes que llevamos dentro. Por oposición la Esencia puede desandar el camino, regresar al punto de partida original, volver a las estrellas, más debe libertarse primero de sus malos acompañantes que la tienen metida en los suburbios de la perdición. Cuando Francisco de Asís y Antonio de Padua, insignes Maestros Cristificados, descubrieron dentro de su interior los yoes de la perdición, sufrieron lo indecible y no hay duda de que a base de Trabajos Conscientes y Padecimientos Voluntarios, lograron reducir a polvareda cósmica a todo ese conjunto de elementos inhumanos que en su interior vivían. Incuestionablemente esos Santos se Cristificaron y regresaron al punto de partida original después de haber sufrido mucho. Ante todo es necesario, es urgente, inaplazable que el Centro Magnético que en forma anormal tenemos establecido en nuestra falsa personalidad, sea transferido a la Esencia, así podrá iniciar el hombre completo su viaje desde la personalidad hasta las estrellas, ascendiendo en forma didáctica progresiva, de grado en grado por la Montaña del SER. En tanto continúe el Centro Magnético establecido en nuestra personalidad ilusoria viviremos en los antros psicológicos más abominables; aunque en la vida práctica seamos magníficos ciudadanos. Cada cual tiene un Centro Magnético que le caracteriza: el comerciante tiene el Centro Magnético del comercio y por ello se desenvuelve en los mercados y atrae lo que le es afín, compradores y mercaderes. El hombre de ciencia tiene en su personalidad el Centro Magnético de la ciencia y por ello atrae hacia sí todas las cosas de la ciencia, libros, laboratorios, etc. El esoterista tiene en sí mismo el centro magnético del esoterismo, y como quiera que esta clase de centro se torne diferente a las cuestiones de la personalidad, indubitablemente se sucede por tal motivo la transferencia. Cuando el Centro Magnético se establece en la Conciencia, es decir, en la Esencia, entonces se inicia el regreso del Hombre total a las estrellas.   Fin Conferencia 20

Leer mas...