conocimiento de si mismo

Conocimiento de Sí Mismo

Cargando...

Conferencia 26 El mundo de las relaciones

20 de Septiembre 2021

Conferencia 26 El mundo de las relaciones

El mundo de relaciones tiene tres aspectos muy diferentes que en forma precisa necesitamos aclarar.

Primero: Estamos relacionados con el cuerpo planetario, es decir con el cuerpo físico.

Segundo: Vivimos en el planeta Tierra y por secuencia lógica estamos relacionados con el mundo exterior y con las cuestiones que atañen a nosotros, familiares, negocios, dineros, cuestiones de oficio, profesión, política, etc., etc., etc.

Tercero: La relación del hombre consigo mismo. Para la mayoría de las gentes este tipo de relación no tiene la menor importancia.

Desafortunadamente a las gentes sólo les interesan los dos primeros tipos de relaciones, mirando con la más absoluta indiferencia el tercer tipo.

Alimento, salud, dinero, negocios, constituyen realmente las principales preocupaciones del “Animal Intelectual” equivocadamente llamado “hombre”.

Ahora bien: Resulta evidente que tanto el cuerpo físico como los asuntos del mundo son exteriores a nosotros mismos.

El Cuerpo Planetario (cuerpo físico), a veces se encuentra enfermo, a veces sano y así sucesivamente.

Creemos siempre tener algún conocimiento de nuestro cuerpo físico, más en realidad ni los mejores científicos del mundo saben mucho sobre el cuerpo de carne y hueso.

No hay duda de que el cuerpo físico, dada su tremenda y complicada organización, está ciertamente mucho más allá de nuestra comprensión.

En lo que respecta al segundo tipo de relaciones, somos siempre víctimas de las circunstancias; es lamentable que todavía no hayamos aprendido a originar conscientemente las circunstancias.

Son muchas las gentes incapaces de adaptarse a nada o a nadie o tener éxito verdadero en la vida.

Al pensar en sí mismos desde el ángulo del Trabajo Esotérico Gnóstico se hace urgente averiguar con cual de estos tres tipos de relaciones estamos en falta.

Puede suceder el caso concreto de que estemos equivocadamente relacionados con el cuerpo físico y a consecuencia de ello estemos enfermos.

Puede suceder que estemos mal relacionados con el mundo exterior y como resultado tengamos conflictos, problemas económicos y sociales, etc., etc., etc.

Puede que estemos mal relacionados consigo mismos y que secuencialmente suframos mucho por falta de iluminación interior.

Obviamente si la lámpara de nuestra recámara no se encuentra conectada a la instalación eléctrica, nuestro aposento estará en tinieblas.

Quienes sufren por falta de iluminación interior, deben conectar su mente con los Centros Superiores de su Ser.

Incuestionablemente, necesitamos establecer correctas relaciones no sólo con nuestro Cuerpo Planetario (cuerpo físico) y con el mundo exterior sino también con cada una de las partes de nuestro propio Ser.

Los enfermos pesimistas, cansados de tantos médicos y medicinas, ya no desean curarse; los pacientes optimistas luchan por vivir.

En el Casino de Montecarlo muchos millonarios que perdieron su fortuna en el juego se suicidaron. Millones de madres pobres trabajan para sostener a sus hijos.

Son incontables los aspirantes deprimidos que por falta de poderes psíquicos y de iluminación intima han renunciado al Trabajo Esotérico sobre sí mismos. Pocos son los que saben aprovechar las adversidades.

En tiempos de rigurosa tentación, abatimiento y desolación uno debe apelar a la íntima recordación de sí mismo.

En el fondo de cada uno de nos está la Tonantzin Azteca, la Stella Maris, la Isis Egipcia, Dios Madre, aguardándonos para sanar nuestro adolorido corazón.

Cuando uno mismo se da el choque del “Recuerdo de Sí”, se produce realmente un cambio milagroso en todo el trabajo del cuerpo, de modo que las células reciben un alimento diferente.

Comentarios

Deja tu comentario



Siguientes Conferencias

cover-20

17 de Septiembre 2021

Conferencia 25 Exoterismo, Pseudo-Esoterismo y Esoterismo

El objetivo de esta conferencia es que el estudiante logre aprender a distinguir una escuela Esotérica de una escuela Pseudo-Esotérica. Y que alcance a comprender cuál es su posición en el Conocimiento, cuándo inició la vivencia del Trabajo Esotérico. EXOTERISMO. Quiere decir conocimiento exterior. Este conocimiento se recibe mediante libros o cursos en el mundo externo, a través de la personalidad. Todos recibimos el Conocimiento en el mundo físico como conocimiento exotérico. Cuando encontramos el Camino Secreto en el mundo exterior, si es que se da, pues “de mil que lo buscan uno lo encuentra” y raros son los afortunados que lo encuentran, se abren dos caminos: El Camino del Creyente, que admite y cree en lo que le dijeron pero no hace nada para verificarlo por sí mismo, acumula conocimiento (información). El Camino del Práctico, que experimenta lo que le han enseñado hasta comprobar y verificar por sí mismo. Éste ingresa en una etapa Mesotérica, que lo ha de llevar al Trabajo Esotérico. Aquí se cumple la frase “de mil que lo encuentran uno lo sigue”, pues la mayoría de los que lo encuentran lo toman como un conocimiento más para el intelecto. PSEUDO-ESOTERISMO. Quiere decir falso conocimiento interior. En todos los casos es recibido por la personalidad y, por lo tanto, no por la Conciencia. Indudablemente, por estos tiempos se ha multiplicado exorbitantemente. Abundan por todas partes las escuelas pseudo-esotéricas y pseudo-ocultistas. La mercadería de almas, de libros y teorías es pavorosa; raro es aquel que, entre la telaraña de tantas ideas contradictorias, logra en verdad hallar el Camino Secreto. Jamás ha sido tan materialista el mundo como hoy, y sin embargo tan frívolo y cobardemente psiquista. Las brujas echadoras de cartas, hipnotizadores, médiums, espiritistas, sugestionadores, hechiceros, curanderos, charlatanes de todo tipo, pululan por doquier. Se los ve tanto en los tugurios como en los palacios, tanto en público como en secreto. Se cree en lo absurdo, en lo fantasioso, y una rara locura colectiva recorre de lado a lado el planeta. Ciertamente, “los brujos, hechiceros y magos negros abundan como la mala hierba; empero, esos no son santos, ni profetas, ni adeptos de la blanca hermandad”. Lo más grave de todo esto es la fascinación intelectiva; existe una tendencia a nutrirse estrictamente en forma intelectual, con todo lo que llega a la mente. Los vagabundos del intelecto ya no se conforman con toda esa librería subjetiva y de tipo general que abunda en los mercados de libros sino que ahora, y lo que es peor, también se atiborran e indigestan con el pseudo-esoterismo barato que abunda por todas partes. El resultado de todas estas jergas es la confusión y la desorientación manifiesta de los bribones del intelecto. Realmente, lo importante es conocerse a sí mismo profundamente en todos los niveles de la mente… Cómo distinguir las Escuelas Pseudo-Esotéricas: Cobran por el Conocimiento. No enseñan los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia. Dicen que todos los caminos conducen a Roma. Insinúan o declaran que el Conocimiento Esotérico puede aprenderse en libros. Son intelectuales. Dan enseñanzas de inefable apariencia, que no conducen a ningún lugar. Dan enseñanzas que confunden. Enseñan muchas cosas, elementos distractivos del Esoterismo. Mezclan fuerzas. Enseñan prácticas de la Logia Negra. Enseñan despertar poderes. Enseñan a manejar velas, naipes, cristales, péndulos, etc. Enseñan diversas formas de sanación. Enseñan parapsicología, espiritismo y mediumnismo. Enseñan brujería y manipulación de Elementales. Enseñan Tantrismo Negro. No enseñan la castidad. No enseñan a Morir verdaderamente. No enseñan que el karma se paga de contado, ni que se puede negociar, ni como negociarlo. No enseñan que hay que buscar la Auto-Realización y que hay que lograrla en una sola existencia. Muchos relacionan el Esoterismo con la venta de perfumes, esencias, talismanes, velas, libros, filtros, minerales, brebajes, túnicas, etc. Sin tener nada que ver, engañan a la gente que desconoce. La principal diferencia entre un Mago Blanco y un Mago Negro es la calidad de su conocimiento. Cuando leemos el libro de un mago negro, así no lo sepamos, lo estamos invocando. Cuando uno mezcla fuerzas, la fuerza original se va perdiendo al tiempo que surge una tercera fuerza, que es destructiva. El pseudo-esoterismo maneja el bajo psiquismo, pone en actividad el órgano Kundartiguador y hace que lentamente perdamos el deseo sincero de auto-realizarnos. Poco a poco se va perdiendo la confianza en el propio Ser y se termina confiando en elementos extraños. ESOTERISMO. Quiere decir Conocimiento Interior o Conocimiento Oculto. El Verdadero Esoterismo busca el Conocimiento de Sí Mismo, el cual solo se encontrará en nuestro Mundo Interior. Este conocimiento es para la Conciencia, no es posible conseguir este conocimiento en ningún lugar externo, en ningún manual de conducta, libros o centro de estudios del mundo exterior. Este conocimiento se recibe en los mundos internos. Al Conocimiento Esotérico solo se llega a través de los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia, que son los únicos Tres Trabajos Objetivos que hay que hacer: Muerte Psicológica, Nacimiento Espiritual y Sacrificio Consciente por la Humanidad. El objeto del Conocimiento Esotérico no es otro que Auto-realizar al Ser. El Conocimiento Esotérico se recibe interiormente. En la medida que liberamos conciencia cada chispa liberada recibe el conocimiento que le toca de acuerdo con su vocación. Cuando recibimos el Conocimiento Esotérico en libros cerrados es un conocimiento para nuestro Ser exclusivamente. No puede ser revelado en el mundo externo, por esto hay que saber callar. Pero si es recibido en libro abierto puede ser entregado a nuestros alumnos. Cada Ser tiene su propio Conocimiento. En la medida que la Conciencia despierta, y se entra en armonía con la naturaleza, se nos va dando la sabiduría que hace mucho tiempo teníamos. El práctico va comprobando con los Tres Factores y las distintas prácticas aprendidas. Hace sus Iniciaciones de Misterios Mayores, hasta terminar la Primera Montaña. Cuando inicia la segunda montaña presta esperanzas para el Conocimiento Esotérico; cuando pasa por el proceso de la Resurrección ingresa como adepto a la Escuela Esotérica de su rayo. Al integrar las Tres Fuerzas en una, fusionado con su Padre, se convierte en un verdadero Esoterista. En ese momento llega a la primera grada de la Sabiduría Universal. La mayoría de los estudiantes comete el error de sentirse Esoterista cuando hasta ahora está escuchando las conferencias. Sentirse iniciado sin haber empezado a practicar el Suprasexo. Sentirse santo sin haber eliminado el primer yo. Sentirse práctico sin empezar a practicar. Todo esto por el falso sentimiento del yo.   Fin Conferencia 25

Leer mas...
cover-20

20 de Septiembre 2021

Conferencia 27 Técnica para disolver el yo, los detalles

Este capítulo esotéricamente se titula “La Muerte”, porque el que empieza a desintegrar sus defectos empieza a salirse del círculo donde está metida toda la humanidad. Entonces, cuando lo van a invitar a hacer una fechoría, dicen los demás: “no sirve para nada, ese es un muerto”, porque no sigue el camino del resto de la humanidad. Todo ser humano lleva dentro de sí una chispa divina que se llama Alma, Budhata o Esencia. En fin, tiene diferentes nombres, pero en realidad es una chispa divina que nos impulsa y nos da fuerza para emprender un trabajo espiritual, como el que les estoy enseñando. Esa Esencia o alma está atrapada en todas nuestras maldades, defectos o yoes psicológicos, a los que esotéricamente se les dice “Ego”, que son los que no la dejan manifestar con libertad porque toman la vocería y el mando de la persona. Ya con el trabajo de la desintegración de los defectos va creciendo y se va fortaleciendo, va manifestándose con más claridad, con más fuerza. Se va convirtiendo en alma.    Voy a dar un ejemplo: este árbol está parado en sus raíces principales, ellas no lo alimentan sino que los sostienen contra los vientos y el peso del mismo para no caerse, no derrumbarse. Y sus raíces pequeñísimas son las que se extienden por el resto de la tierra, y van absorbiendo la sabia para alimentarlo. Asimismo es el Ego de nosotros o de la humanidad. Las raíces gruesas que sostienen al árbol simbolizan los defectos capitales, como la lujuria, la venganza, la ira, el orgullo y otros más. Las raíces pequeñas simbolizan los detalles, aquellas manifestaciones pequeñísimas que pertenecen a tal o cual defecto, que no creemos que son defectos pero que son la alimentación de él. El Ego se alimenta por todos esos detalles diminutos que tenemos en gran cantidad. Hay que empezar a auto-observarnos para ver los miles y miles de detalles negativos que tenemos, que son los que nutren el tronco. Así le toca a todo el que quiera salvarse del desastre que viene: ponerse a quitarle alimentación a ese árbol, que son las raíces diminutas. Detalles negativos como los malos pensamientos, el odio, la envidia que siente uno contra otras personas, la ambición, cogerse monedas y cosas insignificantes, echar mentiras, decir palabras llenas de orgullo, la codicia; en fin, todas esas cosas que son negativas en el fondo debe empezar uno a desintegrarlas seriamente. Hay otra chispa divina que se llama la Madre Divina, cuya misión es desintegrar los defectos con una lanza que ella posee. Por diminuto que sea el detalle debe pedírsele a la Madre Divina interna: “Madre Mía sácame este defecto o desintégramelo con tu lanza”. Ella lo hará así porque esa es su misión, ayudarnos en esa forma para irnos liberando. Así no crece más el árbol, sino que se va desnutriendo, se va secando. Lo que enseño aquí es para llevarlo a la práctica, a los hechos: donde vaya, esté trabajando o lo que esté haciendo, debe ponerle cuidado a la mente, corazón y sexo. Son los tres centros por donde se manifiesta todo defecto, y cuando se está manifestando, sea por cualquiera de esos tres centros, enseguida viene la petición a la Madre Divina para que Ella proceda a desintegrarlo. Con este trabajo que estoy señalando de la Muerte del Ego se adquiere la castidad científica y se aprende a amar a la humanidad. El que no trabaje con la desintegración de los defectos no puede llegar jamás a la castidad, ni puede llegar a sentir amor por los demás por que no se ama a sí mismo. La desintegración de los defectos y el desdoblamiento astral son las únicas formulas para el rescate. Ejemplo: Invitan a una muchacha a bailar a una discoteca, ésta le pide permiso a su mamá, y la madre se lo niega. Imaginemos la reacción interior: Se siente frustrada. Le da ira. El amor propio reacciona. Se compara con sus compañeras. No quiere obedecer. Un yo le dice que la insulte. Otro yo quiere alegar. Otro yo llora. Otro yo grita y contesta con rabia. Otro yo quiere pegarle. Otro quiere pelear, discutir. Otro la quiere empujar. Otro yo tiene temor por lo que pueda hacer el novio. Otro se preocupa porque se lo pueden quitar. Otro se preocupa por el qué dirán los amigos. Otro se imagina lo bien que la pasarán. Otro se preocupa por el qué pensarán. Otro yo quiere tomar. “No debí haberle dicho nada a esta vieja”, dice otro. Le da más rabia. Otro yo quiere bailar. Otro yo se siente aburrido. Otro quiere fumar. Otro se siente encerrado. Otro yo quiere suicidarse. Otro dice: “qué vida tan aburrida”. “¿Por qué habré nacido en esta familia?”. Otro yo siente resentimiento con la mamá. Otro yo quisiera acariciarse con el novio. El yo de la lujuria protesta. El yo de la lujuria sufre. El yo del odio siente mucho rencor con la mamá. Uno dice: “Ojalá se muera rápido esta vieja”. Otro: “Algún día me vengaré”. Y otro: “No se la perdono”. “A lo mejor mi papá sí me deja”. Otro propone: “Mejor volémonos de la casa”. Y otro dice: “Me da miedo hacerlo”. Pasa algún tiempo y la joven continúa recordando todo el sufrimiento que le originó su mamá, aún quiere vengarse, no se cansa de contarle a la gente lo mala que es su mamá, etc.   Fin Conferencia 27

Leer mas...